lunes, 17 de octubre de 2011

Más allá de la medicina convencional




En este blog he querido mostrar lo beneficioso he interesante que puedes ser la medicina alternativa, pero para  que sea más fácil en entender comenzare con una pequeña definición.
 Medicina alternativa se entiende como una diversidad de procedimientos (terapias) con el fin de sanar al paciente, pero no pertenece al campo medico convencional, careciendo  de evidencias científicas que comprueben su efectividad.
En mi opinión la medicina alternativa es una opción  que no debe ser despreciada, aunque sus propiedades no sean  100% comprobadas por científicos, pero porque no creer si no ha sido probada su eficacia  por el paciente…

¿Porque no creer en la naturaleza?  En la actualidad hay personas no confían en las propiedades curativas que tienen estas plantas, ya que se vuelve una especie de “adicción” hacia los fármacos, porque según ellos son los únicos capaces de poder sanar o mantener alguna enfermedad.  

Pero… ¿Cómo pueden confiar ciento por ciento en los fármacos?
Desde mi punto de vista no se puede, ya que la mayoría de estos traen consigo una serie de contraindicaciones, las cuales pueden traer consecuencias más graves que la que estamos tratando de sanar, en cambio las hiervas e incluso algunas terapias como la acupuntura (que hablaremos más adelante) pueden ser más eficientes que los fármacos y con la certeza de no tener contraindicaciones.

Edzard Ernst escribió en el Medical Journal of Australia que «cerca de la mitad de la población de los países desarrollados usa medicina complementaria y alternativa»  quiere decir  que en la sociedad actual  su  uso está siendo masificado  ya que estudios  publicados en mayo de 2004 por el NCCAM estadounidense concluía que en 2002 el 36% de los estadounidenses había usado algún tipo de «terapia alternativa» en los 12 meses anteriores, donde se incluía como tal hasta la práctica del yoga, la meditación, tratamientos herbales e incluso la dieta Atkins. Otra encuesta (Barnes et al 2004) que consideraba a la oración como terapia alternativa, entonces la cifra subía hasta el 62,1%.

Con esto podemos demostrar que  más del 50%  de la personas creen en la terapia alternativa  y si  ha de ser así, quiere decir que  su eficacia  es verdadera o han tenido buenos resultados, lo más sorprendente es que la oración también puede ser considerada un método de medicina alternativa, y desde mi  punto de vista  cristiano, creo que es la solución más eficiente, ya que fe “es capaz de mover montañas”.

Para ir sintetizando podemos decir  que la medicina alternativa  cada vez es más  utilizada  por la sociedad actual,  ayudando a una sanación más natural.

2 comentarios:

  1. muy interesante,sobre todo las estadisticas ,no sabia que mas del 50% de las personas creia en la medicina alternativa.

    ResponderEliminar